Como canta Sinatra, “I did in my way”. Pues eso, que cada uno hace las cosas a su manera y por su puesto, cada uno se casa a la suya. A Beatriz y Pablo les casó el jefe Indio de la tribu de los Apache y un Sheriff del lejano Oeste. Lo celebraron bailando cancán con pololos con sus íntimos amigos y familiares en una casa rural perdida en las montañas de Cuenca reconvertida en una taberna donde los chupitos de whisky deslizaban sin cesar por la barra regentada por la mejor de las bar-woman, Cristina B.

Inevitablemente, tras dos días intensos de fiesta salvaje, a los invitados de esta boda no les quedó otra que volver a sus vidas, colgar el revolver y dejar atrás los aromas de whisky y tabaco de mascar. Pablo y Bea quisieron facilitarles la transición al siglo XXI regalándoles a cada uno una mini pastilla de jabón de Memimo lab válida para un baño muy intenso y borrar de la piel el aroma a Billy el Niño (al menos hasta el próximo duelo fiestero que hará temblar hasta al más duro de los vaqueros).

Dos olores y dos colores para el momento baño en barreño con agua caliente:

  • De anís para los más osados y salvajes pistoleros
  • De chocolate y fresas para las dulces bailarinas de cancán

Mini jabones 1

Pin It on Pinterest

Share This