¿Sin hueco en la agenda para pasar un finde de spa? ¿Tu monedero tiembla cada vez que te haces un tratamiento reparador en la pelu? Pues déjame recordarte que a veces la solución más sencilla está a la vuelta de la esquina y al alcance de nuestra mano. Sólo tienes que abrir la puerta de tu despensa o hacer una incursión a la cocina y ¡voila! tendrás un laboratorio de cosmética natural sin salir de casa.

Comparto aquí mis recetas de “fondo de armario” para pelo, piel y uñas. Esas de las que siempre echo mano y nunca pasan de moda. Todas ellas:

  • A base de ingredientes ecológicos (para evitar embadurnar nuestra piel y cabello con pesticidas)
  • Testadas únicamente en humanos (en mí misma, para ser del todo honesta).
  • De elaboración sencilla, rápida y al alcance de cualquiera

Huelga decir que si buceas un poco por internet encontrarás cientos de fantásticas ideas y recetas sencillas que podrás llevar a cabo sin mucha dificultad. Esta es sólo una pequeña muestra de lo que puedes hacer asaltando las baldas de tu frigo y los cajones de tu cocina:

Cabello:

  1. Mascarilla de aguacate: coge medio aguacate (el otro medio te lo puedes comer), machácalo bien y añádele dos cucharadas de aceite de jojoba (o de aceite de oliva en su defecto). Mezcla bien hasta conseguir una pasta homogénea. Aplícate la mascarilla sobre todo el cabello de raíz a puntas, cúbrete el pelo con papel film o un gorro de ducha y deja actuar durante media hora. Después sólo tienes que lavarte el pelo como haces habitualmente.
  2. Vinagre de manzana: ideal para conseguir un pelo brillante y sin encrespamiento. Es una receta muy sencilla donde simplemente tienes que mezclar una cucharada de vinagre en un vaso de agua y echártelo sobre el cabello después del lavado. No hace falta que lo aclares después.

Uñas:

  1. Miel para el cuida las cutículas: la miel tiene muchísimas propiedades. Es antibacteriana, nutritiva y antibiótica. Además de para cuidar tu garganta puedes utilizarla para llevar siempre a punto tus cutículas y uñas. Para ello, mezcla una cucharada de miel, una cucharada de vinagre de manzana y otra de aceite de coco. Mézclalo bien y aplícalo sobre uñas y cutículas, deja actuar 10 minutos y después aclara.

Piel:

  1. Azúcar moreno, aceite de oliva y limón, dulce exfoliante para arrastrar las células muertas de nuestra piel: mezcla bien una taza de azúcar moreno con una taza de aceite de oliva. Añádele el zumo de medio limón. Sigue revolviendo hasta conseguir una mezcla homogénea que estará lista para que te la apliques con tus propias manos sobre la piel con movimientos circulares. Dejar actuar durante cinco minutos y luego aclarar con agua tibia.
  2. Limpiador de cara a base de infusión de manzanilla: es ideal para pieles sensibles. Sólo tienes que hervir manzanilla natural en agua mineral y cuando esté tibia aplicarla con un disco desmaquillante o una gasa sobre el rostro y el cuello.
  3. Baños de sal Epson: es un lujo que no me doy a menudo pero si llego al fin de semana agotada y decido quedarme de domingo casero, dos o tres veces al año suelo auto regalarme este capricho. Mis trucos para disfrutarlo son:
  • Buscar un momento en el que esté sola en casa.
  • Apagar el móvil.
  • Asegurar que el baño está a una buena temperatura.
  • Llenar la bañera con agua caliente y verter dos tazas de sal Epson, 12 gotas de aceite esencial de geranio y 12 gotas de aceite esencial de lavanda. Mezclar bien.
  • Encender una vela de cera de soja natural aromatizada con aceites esenciales, sumergirte en la bañera y disfrutar de 30 minutos contigo misma.

Os copio aquí un post de Eva Muerde la Manzana donde podrás descubrir los beneficios de los baños con sales Epson.

 

¡Espero que os haya gustado y os animéis a probarlo!

Imágenes de Stocksnap

Pin It on Pinterest

Share This