Los cuentos se cuentan. Los cuentos se leen. Los cuentos se escriben. Y a partir de hoy, los cuentos también se huelen.

Junto con La FaB nos hemos lanzado a diseñar una recopilación de cuentos clásicos muy particular. Cuentos contados a través de sus olores que se relatan a la luz de las velas. Viajan a través de nuestra nariz hasta llegar a nuestros oídos y amenizan las noches de verano antes de irse a la cama:

El Principito, de Antoine Saint Exupery
Aroma: Rosa

“No se debe nunca escuchar a las flores. Solo se las debe contemplar y oler. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no era capaz de alegrarme de ello.”

Caperucita Roja, de Charles Perrault
Aroma: Bosque

“Caperucita Roja partió en seguida hacia la casa de su abuela, que vivía en otra aldea. Al pasar por un bosque encontró al compadre lobo, quien sintió muchas ganas de comérsela, pero no se atrevió a hacerlo porque en el bosque había unos leñadores. Le preguntó a dónde iba, y la pobre niña, que no sabía qué peligroso es detenerse a escuchar a un lobo, le respondió:

-Voy a ver a mi abuela y llevo una torta y un tarrito de manteca que le envía mi madre.

-¿Vive muy lejos? -le dijo el lobo.

-¡Oh, sí! -dijo Caperucita Roja-, más allá del molino que se ve allá lejos, lejos, en la primera casa de la aldea.

-Bueno -dijo el lobo-, yo también quiero ir a verla; voy por este camino, ve tú por aquel y veremos quién llega primero”.

Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll
Aroma: Té

“Alicia comprendió de repente todo lo que allí ocurria.

-¿Es ésta la razón de que haya tantos servicios de té encima de la mesa? -preguntó.

-Sí, ésta es la razón -dijo el Sombrerero con un suspiro-. Siempre es la hora del té, y no tenemos tiempo de lavar la vajilla entre té y té».

Hansel y Gretel, de los hermanos Grimm
Aroma: Piruleta

“Acercándose, vieron que la cabaña estaba hecha de pan, con el techo de pastel: las ventanas eran de pura azúcar.

-Aprovechemos -dijo Hansel- para comer bien. Yo voy a comer un trozo de techo y tu, Gretel, puedes comer un trozo de ventana, es muy dulce.“

Si quieres curiosear y ver más colaboraciones imposibles entre La FaB y Me Mi Mo Lab puedes pinchar aquí.

Las fotos son de Me Mi Mo Lab

Pin It on Pinterest

Share This