El post de hoy es el primero de varios que os traeré por aquí fruto de una de nuestras colaboraciones imposibles.

Porque hasta en disciplinas dispares pueden encontrarse puntos comunes, y en dos estilos diferentes de hacer blog y marca pueden descubrirse sinergias. Y esto nos ha pasado a ASDLO (Arancha) y Me Mi Mo Lab (servidora).

Porque compartiendo confidencias sobre ambos proyectos nos percatamos de que en ocasiones,lo esencial para una buena imagen es invisible a los ojos, pero no a las narices.

Prestamos atención a ponernos los zapatos adecuados o anudar bien la corbata pero, ¿y a los detalles que son aparentemente invisibles? Yo siempre digo que el diablo está en los detalles, así que ¿por qué no prestarle atención a aquello que a veces se considera accesorio? El olor también cuenta y el perfume es un complemento más que hay que llevar correctamente.

Por eso, con este post ambas queremos compartir algunas pistas que nos ayudarán a acercarnos a él, a escoger el más adecuado para cada ocasión, a aprender cómo aplicarlo y mimarlo para que siempre nos de lo mejor de sí mismo.

perfumes nicho

¿Cuándo y cómo? En la oficina y fuera de la oficina

 La regla de oro que no debemos olvidar cuando complementamos nuestro look con un perfume es muy sencilla:

MENOS ES MÁS

No hay que abusar de los perfumes en ninguna de sus modalidades. Más cantidad no significa mayor duración.

Debemos evitar a toda costa situaciones como las de dejar rastro de mofeta en el ascensor, o que nuestros compañeros de oficina se giren a saludarnos incluso antes de que hayamos cruzado el umbral de la puerta. Idealmente otros deben ser capaces de oler tu perfume sólo si están a muy poquitos centímetros de distancia.

Si decidimos utilizar perfume en el trabajo hay que asegurarse primero que nuestra empresa no tiene una “política libre de fragancias”. En algunos oficios -personal sanitario, de estética, peluquería, etcétera- es muy poco recomendable (o está directamente prohibido) usar perfume, ya que al trabajar en distancias muy cortas con pacientes o clientes, puede resultar invasivo e inadecuado.

Si el uso de perfumes está prohibido, lo tendremos que reservar para el fin de semana o para después del trabajo. Si no existe ninguna indicación al respecto, estas pequeñas pistas nos ayudarán a escoger una fragancia adecuada para el día a día:

– Reservamos las esencias más potentes, almizcladas y sexys para cuando salgamos de la oficina.

– Un pequeño toque de fragancia en las muñecas o detrás de orejas es suficiente.

– No reaplicar a lo largo del día. Aunque quien lo lleva no detecta la fragancia, ésta sigue ahí y los demás sí la suelen percibir.

– Como dice Maddalen en su blog el Tocador de Dorothy , “la fragancia de diario tiene que ser una que no aburra nunca y que siempre pueda apetecer. Digamos que sería la versión olfativa de unos buenos vaqueros y una camiseta gris lisa”.

Como con la moda, una vez estamos fuera de horario de oficina, está permitido experimentar con nuestros perfumes y arriesgar.

Podemos atrevernos con aquellas creaciones que nos parecen más irreverentes y originales. Si lo que se quiere es distanciarse de lo que usamos en el día a día, estos son los momentos perfectos para saltar a perfumes más nocturnos, más cálidos e intensos, más potentes y sexys.

perfume a

Elección y aplicación

Lo primero que tenemos que saber es que el perfume huele distinto en cada persona. Por mucho que nos encante cómo huele zutano o mengano, resulta que podemos llevarnos un chasco si decidimos copiarle el perfume sin haberlo probado antes.

Elegir esencia es como escoger un vestido o un traje. A todos no nos sienta bien el mismo corte.

El aroma que una esencia despide en la piel de una persona depende de su alimentación, tipo de piel y estilo de vida. Por eso  aconsejamos que siempre que podamos, la probemos antes en piel, preferiblemente en la muñeca, y esperemos unos 15 minutos para que el perfume evolucione al olor definitivo que tendrá en nuestra piel.

Es importante tener en cuenta que el aroma de jabones, geles, o cremas que utilizamos puede también modificar la fragancia del perfume. Por ello, es preferible utilizar este tipo de productos sin aroma o en su defecto, adquirir aquellos que correspondan a la misma línea del perfume.

Los puntos perfectos para la aplicación del perfume son aquellos donde late más fuerte el pulso: cuello, muñecas, nuca y corvas.

¿Por qué? Porque son zonas donde hay buena circulación sanguínea y suelen tener mayor temperatura. Y el calor, amig@, es el difusor perfecto de aromas.

perfume-a-ii

Mimando nuestros frascos de fragancia favorita: conservación

Ya sabemos que muchos de los mortales tendemos por defecto a guardar con mucho amor pero poco conocimiento nuestros botes de Eau’de Toilet en el cuarto de baño. Y a simple vista, podría parecer un sitio adecuado para conservarlos: junto al resto de cremas y potingues que utilizamos tras la ducha.

Pues atención a esta regla de oro:

Las colonias, perfumes y eau de toilets nunca deben compartir espacio con la ducha o la bañera.

¿Por qué?

Sencillamente porque los cambios de temperatura y humedad afectan al delicado equilibrio de los aceites y aromas que componen el perfume y alteran su esencia.

Por esta misma razón deberemos conservar nuestros frascos en un lugar seco donde no estén expuestos a la luz directa del sol o a fuentes de calor como por ejemplo radiadores. El armario o el vestidor de la habitación suelen ser normalmente los lugares perfectos para guardar con mimo nuestros frasquitos.

Una vez los abramos, lo mejor es que les demos uso. Los perfumes no son eternos: suelen durar entre 6 (cítricos) y 18 meses (florales) una vez abiertos y sólo si están correctamente guardados. Incluso por muy buen sistema de envasado que tenga, la fragancia más fina termina evaporándose con el tiempo.

Hasta aquí por hoy, pero volveremos con más porque olores y etiqueta (o lo que es más adecuado a cada ocasión) están más relacionados de lo que parece…

Y ahora es vuestro turno:

¿Usáis habitualmente perfume, tenéis uno o varios, os ha sorprendido algo de lo que os hemos contado aquí?

Imágenes elaboración propia (ASDLO y Me Mi Mo Lab)

Por cierto, si tenéis dudas sobre etiqueta y protocolo para el día a día, os invito a que echéis un ojo al Blog de Arancha donde encontraréis de todo y más.

 

header_memimolab_logo_new_

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This