En pleno mes de febrero una especie de Big Bang anuncia que la primavera está a la vuelta de la esquina. Cuando ninguna otra flor se ha atrevido a asomarse al frío invierno, cientos de flores amarillo intenso con aspecto de pequeños soles esponjosos brotan de sus ramas verdes. ¿A que ya lo tienes? Efectivamente: es la mimosa.

Perteneciente a la familia de las acacias, la mimosa es un signo de esperanza en Francia y tiene ruta y festival propio en la region de la Provenza: la ruta de la mimosa. Recorrerla es “atravesar un mundo de colores y perfumes: el azul luminoso del mar y del cielo, el ocre rojizo de la tierra y el amarillo intenso de las mimosas… y los olores que se entremezclan”.  El olor a mar salino, junto al de la acacia, amaderada, verde y amielada. Un itinerario de 130 Kilómetros que discurre entre Bormes-Les-Mimosas y Grasse, la capital del perfume.

ramo de mimosa

Su olor parecido a una flor que emana un aroma a miel sutil, algo especiada y leñosa, con un toque verde y empolvado, hace que sea una nota muy apreciada en perfumería de alta calidad.

Las flores son cosechadas en marzo y abril cuando están en plena floración. Y el absoluto extraído de esas flores y los extremos de la rama es una sustancia dura y pegajosa que hay que manipular con cuidado porque se pega a la piel con gran facilidad (lo he vivido en carne propia). El que ahora mismo tengo a mano es el absoluto de la Acacia decurrens (de Aromazone) proveniente de la India. Mi experiencia me dice que funciona bien en sinergia con la Bergamota, Cedro, Geranio, Jazmín, Lavanda, Mandarina, Neroli, Musgo de Roble, Pettigrain, Rosa, Grosella Negra, Violeta e Ylang Ylang. Se usa también en bases de Lilas, Violeta y Muguet. En realidad, cuando hablamos de perfumería, la mimosa generalmente no suele tener protagonismo propio en un perfume. Se usa sobre todo para «redondear» y «realzar» la composición.

absoluto de mimosa

Si queréis descubrir un perfume natural donde la mimosa lleva la voz cantante os propongo Honey Blossom de Aftelier. Es una fragancia de la familia olfativa floral y es unisex. La nariz que está detrás de esta fragancia es Mandy Aftel, que por sí misma merece un post por su ímproba aportación al mundo de la perfumería natural. Las notas de salida son mimosa y flor del tilo. Las notas de corazón son flor de azahar y madreselva. Las notas de fondo son ámbar gris y benjuí.

Sin embargo, un buen ramo en una jarra de cristal es el mejor aroma a mimosa con el que he podido dar (a nos ser, claro está, que tengas un jardín donde plantarlas directamente). Más rico, con más matices y más complejo que cualquier perfume de los caros. Y no llega a costar ni 10 euros.

Así que si te quieres mimar, puedes empezar con un ramo de mimosas.

Las fotografías son de Me Mi Mo Lab

header_memimolab_logo_new_

Pin It on Pinterest

Share This