La rosa centifolia o la rosa de los cientos de pétalos florece sólo una vez al año. Mayo es su mes. De origen caucásico, hoy en día esta rosa se cosecha sobre todo en los campos que rodean la capital mundial del perfume, Grasse (también en Marruecos y Bulgaria). Su microclima, con influencias salinas del mar, vientos de montaña y un suelo fértil, lo convierten en el lugar perfecto para producir centifolias, una de las materias primas más apreciadas en alta perfumería y la perfumería nicho. La cosecha se realiza por lo general entre el 15 y el 25 de mayo. Sorprende que en pleno siglo XXI la recogida se realice como hace siglos: a mano y a primera hora de la mañana. Es importante que el sol y el calor no dañen la flor. La tecnificación brilla por su ausencia en estos campos de la Provenza donde nada más amanecer se escucha ese sonido constante y característico que producen los recolectores que visten con delantales que sirven de contenedores de rosas seleccionadas…tic, tic, tac, tac.

rosa de mayo

Las rosas de mayo son flores delicadas que requieren de un movimiento sutil y estudiado para ser arrancadas de la planta. Un recolector es capaz de recoger 1 kg de rosas (350 flores) cada 12 minutos.15 minutos son lo que tarda en abrirse un capullo y éste es el margen de maniobra que se tiene para su recolecta. La única forma de preservar la calidad de su aroma es recogerla en el lugar y en el momento adecuado, ni antes ni después.

Tras la jornada de cosecha mañanera las flores se transportan en sacos de tela a las plantas de destilación. Aquí se extraerá primero el concreto mediante un solvente llamado hexane. Posteriormente este concreto con aspecto a cera y con un aroma intenso será tratado para obtener el absoluto de rosa de mayo. Se necesitan aproximadamente 1000 kg de pétalos para conseguir 1 kg de absoluto de rosas centifolia. Como imaginaréis se trata de una materia prima muy cara que sólo se usa en pequeñas cantidades y en creaciones muy especiales. Según Serguey Borisov, si hablamos en términos de perfumería contemporánea, el record lo ostenta Edouard Flechier en su Editions de Parfums Frederic Malle Une Rose, con un  1% de la absoluto de rosa de mayo en el total de la fórmula.

Como curiosidad os cuento que cinco generaciones de la familia Mul se han dedicado a cultivar esta rosa en los alrededores de Grasse para dedicar toda su cosecha a producir en exlusiva el absoluto de rosa que se encuantra presenta en cada botella de Chanel N 5.

Para concluir os dejo el link a un vídeo producido por Firmenich, uno de los «big boys» de la industria de la perfumería mundial, donde se explica en detalle y con imágenes preciosas el proceso de recogida.

¡Feliz mayo a todos!

Nota: las fotos que ilustran el post pertenecen a la página web de Dior

header_memimolab_logo_new_

Pin It on Pinterest

Share This