Seleccionar página

Hace unos días publiqué el “unboxing” de una marca que acaba de asomar la patita al mercado. Dentro de la caja encontré tres aromablends de Belsans cuidadosamente empaquetados y presentados. Aunque invisibles, en esa misma caja también pude percibir muchas horas de trabajo, mucho conocimiento, mucho mimo y respeto por la perfumeria natural y las cosas bien hechas. Por eso mismo, decidí que se merecían como mínimo que les dedicara un post. Eso sí, he querido tomarme mi tiempo porque de lo primero que me di cuenta es que estas creaciones merecen ser saboreadas con calma y lentitud. Requieren esa velocidad a baja revolución que te hace disfrutar de una experiencia olfativa plenamente consciente.

Es muy probable que a estas alturas del post te estés preguntando: “…muy bien todo esto que nos cuentas,  ¿Pero me quieres decir, por amor de dios, qué es un aromablend? ¿Qué es eso que había dentro de la caja que se podía  ver, oler y tocar?…”

Laura, su creadora lo define así: “Un aromablend es una sinergia aromática equilibrada de aceites esenciales de máxima pureza, diluidos en aceite de jojoba. Es la sinergia de la aromaterapia con la perfumería natural tradicional donde la perfumería natural ensalza el “aspecto estético” de los aceites esenciales. Mientras, la aromaterapia destaca el “aspecto terapéutico” de los mismos. Valor estético y terapéutico extraordinariamente fusionados para convertirlo en un elemento de belleza y armonía natural”.

belsans aromablends

 Para mi cada aromablend es un pequeño tesoro olfativo para disfrutarlo con los cinco sentidos abiertos. Es bienestar envasado. Es un momento contigo mismo. Es una sinfonía sencilla de notas bien escogidas. Es “menos es más”. Es naturaleza en una botella donde cada nota se percibe en toda su complejidad y armonía con el resto. Además no hay presencia de sintéticos ni sustancias tóxicas. La fragancia de cada aromablend perdura en la piel lo que la naturaleza dicte, sin que ningún fijador sintético interfiera en la evolución de su fragancia.

Belsans se ha estrenado con tres aromablends. Confieso aquí que no soy muy de reseñas. No por nada en especial. Simplemente creo que las cosas han de ser descubiertas por uno mismo. Sin embargo, esta vez hago una excepción para compartir lo que ha percibido mi nariz:

  1. Vitality: probablemente la más ligera y “fácil de llevar”. La prenda “pret a porter” de la colección. Una explosión cítrica y herbal. Algo así como una tarde soleada de verano con amigos, terraza y mojitos.
  2. Confidence: desde mi punto de vista la joya de la colección. Una fragancia profunda, redonda y con cuerpo. Un jazmín con toque a tabaco, madera y un acabado balsámico. Es sofisticación y elegancia. Es un “aquí estoy yo”.
  3. Calm: calm es madera. Es un ratito frente a la chimenea. Es temperatura, es arroparte con una manta de lana en el sofa. Es otoño y es invierno.

Cuando uno abre un paquete, es muy probable que dentro haya siempre mucho más de lo que nuestros ojos alcanzan a ver, nuestra nariz a oler y nuestro tacto a tocar. ¿Te atreves con esta caja?

header_memimolab_logo_new_

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone